pedrosanz.typepad.com > Pintura figurativa

« Volver a Pintura figurativa

Mirada y Contraluz- armonía fría

Mirada y Contraluz- armonía fría

Técnica: Óleo sobre tabla
Medidas: 61x50 cm
Precio: 2.800 euros, disponible. Madrid.

Me interesan las armonías frías, creo que fue viendo los paisajes de Joaquin Mir cuando me impactó un paisaje azul al pastel. En un contraluz como éste se pueden potenciar al máximo estas gamas de color, sobre todo en las sombras.

El cuadro lo realicé en unas siete u ocho sesiones, espaciadas en el tiempo, de hecho hubo alguna semana entre medias que utilicé 'de meditación' sobre el cuadro, y fue gracias a ello como maduró hasta el estado final. En un principio iba a llamar al cuadro "La espera" ya que la modelo está apoyada sobre el marco verde de una puerta mirando hacia un lado, como esperando a alguien… al final del cuadro mientras pintaba, esa puerta prácticamente desapareció y se diluyó con el resto, casi ya no se puede adivinar. Las ideas evolucionan...unas zonas desaparecen del cuadro mientras aparecen otras, sin planificación, solo por observación...como si 'tuviera que ser así' ... sin saber muchas veces racionalmente el porqué de los cambios, pero también sabiendo que al final no hay duda sobre ellos.

Técnicamente el cuadro es totalmente óleo, no he utilizado esta vez técnicas mixtas, la parte más creativa ha sido el uso selectivo del color en la piel, y el ritmo en diagonal de luz y sombra. Este cuadro no podría haber sido realizado en vivo, tiene mucho más tiempo de reflexión que de 'pincel en mano', podría haber llevado meses de haberlo hecho en vivo (y con la modelo llevándome a la ruina). Desde hace años conservo carpetas con fotos que tienen algo que me llama la atención: una armonía de color, una expresión, un reflejo, … cualquier cosa que me inspire vale, esta vez fue el contraluz y las sombras de la cara lo que me hizo conservar esta foto sacada de quién sabe dónde, con unos colores y fondo que nada tenían que ver con el resultado final.

A parte de eso, creo que es un cuadro sencillo, no he mostrado esta vez ninguna pretensión simbólica ni creativa, más bien me lo he planteado como un "estudio de color", alejado de la foto original salvo el tono de la cara, cambiando por completo la gama de color e introduciendo esos reflejos del fondo del cuadro en la piel

En una de las sesiones, un sábado, me levanté temprano y me puse a pintar, elegí a Satie como música de fondo y utilicé el botón de 'repeat' ... el mismo CD debió sonar como siete veces… solo fui alertado por los ruidos de mi estómago y porque estaba medio saltando por las ganas de ir al servicio... miré el reloj y habían pasado seis horas.

En realidad esta pintura ha sido un ejercicio para obligarme pintar después de un mal período, cuando parece que las cosas de mi alrededor se ponen en contra.

Enlace permanente